Menu

Lentes de Contacto La solución invisible a tu problema visual

Lentes de contacto

Cualquier problema visual tiene su solución con las lentes de contacto.
Con lentillas, todo se ve mucho mejor

Óptica Climent le ofrece la posibilidad de combinar sus lentes de contacto con sus gafas. Hay múltiples soluciones para cada uno de nuestros clientes, dependiendo de su problema visual o sus necesidades específicas.

Cambiar nuestras lentillas según el esquema programado para cada una de ellas es sumamente importante; respetar las reglas tiene la finalidad de mantener la comodidad y salud de tus ojos.

Lentes de contacto

Lentes de reemplazo diario

Se usan un día, se tiran y se cambian por unas nuevas. Este tipo de lentillas asegura la máxima libertar a tu vida porque no necesitan limpieza ni mantenimiento.

Lentes de reemplazo mensual y quincenal

Se quitan al final del día, se limpian y desinfectan después de haberlas quitado y se conservan en un estuche portalentes. Cuando te entregamos las lentillas, te explicaremos cuanto tiempo puedes llevarlas, horas de uso y sistemas de mantenimiento. Según el tipo de lentillas y las necesidades de cada uno necesitaremos diferentes sistemas de limpieza.

Lentes de reemplazo trimestral y semestral

Estas lentillas van destinadas a cubrir graduaciones elevadas o con parámetros fuera de la norma, gracias a la personalización disponible. Se quitan al final del día, se limpian y desinfectan después de haberlas quitado y se conservan en un estuche portalentes.

Lentes permeables

Este tipo de lentillas son más conocidas como “lentes duras”, dado que tienen mayor rigidez. Tienen como objetivo cubrir graduaciones más altas con mayor nitidez, así como una duración mayor (un 1’5 años de media). Permiten la compensación óptima en casos de queratocono y nos sirve como corrección temporal en el caso de la ortoqueratología (técnica mediante la cual dormimos con la lentilla y al retirarla por la mañana nuestra visión es buena).

Lentes de color y terapéuticas

Las lentillas de color pueden usarse para un cambio estético temporal, como un cambio de look o un disfraz de carnaval. También podemos usarlo para igualar la apariencia de un ojo dañado con el otro ojo. Su limpieza y mantenimiento será el mismo que las lentillas mensuales, con limpieza más intensiva semanalmente.